Warning: ksort() expects parameter 1 to be array, object given in /home/content/28/9046428/html/veterinaria/wp-content/plugins/bbpress/includes/core/template-functions.php on line 316
Inmunodeficiencia felina: síntomas y contagio

Cómo se contagia y qué síntomas tiene la inmunodeficiencia felina

6

El virus de la inmunodeficiencia felina (FIV), comúnmente conocido como “el SIDA de los gatos”, es una enfermedad producida por un retrovirus que fue aislado por primera vez en 1986, después de observar cómo los gatos recogidos en una colonia de Estado Unidos comenzaron a presentar síntomas muy similares al VIH humano, que pertenece a la misma familia de virus pero son específicos de esta especie, es decir, un gato infectado con FIV nunca podrá contagiar a un humano ni a ninguna otra especie.

El virus de la inmunodeficiencia felina es endémico en poblaciones de gato doméstico de todo el mundo aunque la prevalencia varía en función del lugar.

Como se transmite la inmunodeficiencia felina

inmunodeficiencia felinaEl virus permanece en la saliva del gato, por eso, la principal vía de infección es la mordedura de un animal infectado.

Otras vías menos frecuentes son el acicalamiento entre animales, el contagio de la madre a sus gatitos, transfusiones y parece ser que parásitos hematófagos como las pulgas también pueden transmitir la enfermedad tras picar a un gato con FIV.

El hecho de que la vía de contagio más importante sean los mordiscos hace que el grupo de mayor riesgo sean los machos no castrados que viven o tienen acceso al exterior ya que son más propensos a tener peleas.

Una vez que el gato es contagiado con el virus de la inmunodeficiencia felina quedará infectado de por vida.

SÍNTOMAS

La inmunodeficiencia felina tiene distintas fases. En los primeros meses después del contagio el virus se replica y el gato puede tener picos de fiebre y aumento de los ganglios linfáticos (muchas veces esta fase puede pasar desapercibida). El gato genera una respuesta inmune pero no es capaz de eliminar el virus, así que éste continuará replicándose lentamente.

Una vez superada la primera fase, el virus de la inmunodeficiencia felina puede permanecer latente años e incluso hay gatos que nunca llegarán a enfermar. La gran mayoría comienzan a tener síntomas entre los 2 y 5 años después del contagio.

Los síntomas de inmunodeficiencia felina no son específicos de la enfermedad ya que lo que produce es una supresión del sistema inmunológico de manera que el animal será muy sensible a cualquier tipo de infección. Por eso aquellos gatos con infecciones recurrentes, que enferman frecuentemente o no responden a los tratamientos como cabe esperar son sospechosos de padecer inmunodeficiencia felina y se les debería realizar un test para descartarlo.

Las alteraciones que encontramos con más frecuencia son:

  • Pérdida de peso.
  • Gingivitis y estomatitis crónicas.inmunodeficiencia felina
  • Diarrea.
  • Rinitis.
  • Alteraciones oculares (conjuntivitis, uveítis).
  • Insuficiencia renal.
  • Anemia.
  • Puede haber signos neurológicos (convulsiones, cambios de comportamiento).
  • Otras infecciones recurrentes (cistitis, dermatitis…)
  • Además varios tipos de cáncer son más propensos en gatos con FIV (ej: linfoma).
  • Infecciones que generalmente son leves pueden seer especialmente graves en gatos con FIV (eJ: toxoplasmosis, hemoplasma).

DIAGNÓSTICO DE INMUNODEFICIENCIA FELINA

Es conveniente saber si un gato es portador o no del virus de la inmunodefieciencia felina aunque en ese momento no tenga ningún signo clínico por eso se suele recomendar hacer un test antes de empezar con las vacunaciones de cachorro o en caso de tener signos clínicos compatibles. Si ya tienes un gato en casa nunca deberías introducir otro sin haber descartado que sea portador del virus. Si por ejemplo recoges uno de la calle, mantenlos separados hasta haber realizado las pruebas pertinentes.

inmunodeficiencia felinaLa prueba quesolemos realizar en la clínica veterinaria consiste en un test de ELISA que detecta anticuerpos, para ello extraeremos una pequeña muestra de sangre. Esta prueba tiene una fiabilidad alta pero no del 100%, por eso:

  • Si obtenemos un resultado positivo es recomendable confirmarlo realizando un segundo test con otra técnica.
  • Las gatas infectadas con el virus, cuando tienen gatitos se calcula que contagian al 30% de su camada pero el 100% tendrá presencia de anticuerpos en sangre que habrá obtenido a través de la leche materna de manera que podemos tener falsos positivos. Por eso, en el caso de cachorros  con un resultado positivo se recomienda repetir el test a los 6 meses de edad, puesto que para entonces ya no habrá interferencia de los anticuerpos maternos en la prueba.
  • En países donde hay disponible una vacuna contra la inmunodeficiencia felina (Estados Unidos) los anticuerpos vacunales pueden interferir en el resultado obteniendo también un falso positivo.
  • Asi mismo podemos obtener falsos negativos por ejemplo en gatos recientemente infectados ya que se calcula que desde que se produce el contacto con el virus hasta que hay una presencia de anticuerpos detectable en sangre pasan unos 2 meses. Si tenemos un gato sospechoso de padecer la enfermedad y el test nos da negativo, se debe repetir el mismo en unas 12 semanas.

Tened en cuenta que un resultado positivo no es sinónimo de enfermedad, el gato puede estar en una fase asintomática durante años e incluso toda la vida.

TRATAMIENTOinmunodeficiencia felina

No existe un tratamiento para curar la inmunodeficiencia felina, una vez contagiado el gato será portador de por vida. Pero se pueden evitar las infecciones secundarias y aliviar los síntomas para que el animal tenga una buena calidad de vida. Para ello se recomienda:

  • Realizar un diagnóstico rápido y exacto de cualquier infección o enfermedad secundaria para evitar que el estado del animal se agrave. Las terapias con antibióticos en estos animales suelen ser más duraderas.
  • El interferón recombinante omega felino tiene propiedades antivirales e inmunomoduladoras y puede reducir los signos clínicos y prolongar el tiempo de supervivencia.
  • Medicamentos que se usan frente al VIH humano como la azidotimidina también parecen tener propiedades antivirales sobre el FIV pero no está registrado para gatos y puede provocar efectos secundarios. Este medicamento y el anterior tienen un coste muy elevado.
  • Se recomienda que un gato infectado tenga una buena dieta con un pienso de alta gama y evitar darle sobras de casa, especialmente carne cruda, lácteos no pasteurizados o huevos para reducir las posibilidades de una intoxicación alimentaria.
  • La administración de complejos vitamínicos, ácidos grasos, etc pueden ayudar a mejorar la condición corporal del gato y puden resultar útiles en gatos asintomáticos.
  • Los gatos con inmunodeficiencia felina no deberían salir al exterior para evitar la diseminación de la enfermedad y se recomienda la castración tanto para reducir las ganas de salir y la agresividad como para evitar el estrés asociado al celo.
  • Se recomienda ir al veterinario cada 6 meses para una exploración general y control de peso así como una analítica general anual.
  • Ante la posibilidad de una transmisión del virus a través de parásitos hematófagos como las pulgas, estos gatos deberían recibir una buena terapia antiparasitaria externa así como sus correspondientes vacunas y desparasitación interna.

Y recuerda, nunca se debe sacrificar a un gato porque haya dado positivo al test de FIV, puede vivir tanto tiempo como un gato no infectado.

Si tienes alguna duda acerca de la inmunodeficiencia felina, deja tu pregunta a continuación. Te contestaré con la mayor brevedad posible. ¡¡Si te ha gustado compártelo!!

6 comentarios

  1. Hola, yo tengo un gato que cuando era pequeño empezo mal con los ojos le hicieron pruebas y tiene inmunodeficiencia. Ahora tiene 3 años y esta bien pero en el veterinario me dicen que le tengo que vacunar pero me da miedo porque si su sistema inmunologico esta mal igual le sienta fatal la vacuna. No se si me lo dicen para sacarme el dinero o si es asi.

    • Blog Veterinaria en

      Hola Claudia,efectivamente, como dice tu veterinario la vacunación en gatos con inmunodeficiencia es muy recomendable ya que precisamente por tener un sistema inmunológico más vulnerable hay que protegerlos bien frente a cualquier tipo de infección. La vacuna trivalente o la de la leucemia NO están contraindicadas en gatos inmunodeficiencia positivos.

    • Blog Veterinaria en

      Si vives en Europa no lo creo, la vacuna de inmunodeficiencia felina se comercializa en Estados Unidos e incluso allí tampoco la usan todos los veterinarios, hay muchos que ponen en duda su eficacia y hay cierta controversia al respecto. Quizás estés confundiendo la inmunofeficiencia con la leucemia felina, también provocada por un virus y sí que vacunamos frente a ella. Generalmente cuando haces el test de inmunodeficiencia se hacen los dos a la vez ya que tembién es muy importante descartar esta enfermedad y puede cursar con síntomas similares. Espero escribir pronto un post al respecto así que no dudes en suscribirte para recibir las notificaciones de los artículos nuevos. Gracias por tu consulta.

    • Blog Veterinaria en

      Sí, también afecta a leones. Por ejemplo en la zona del Serengeti la tasa de infección con el virus de la inmunodeficiencia en leones es elevada pero también parecen tener mejor “tolerancia” y muestran menos signos adversos de enfermedad que los gatos domésticos.

Compartir.