Leishmania: Respondemos a las 10 preguntas más frecuentes

1

 

1- ¿Qué es la leishmania?

La leishmania (l.infantum) es el parásito causante de la enfermedad infecciosa más importante en los perros de nuestro pais, la leishmaniosis, endémica en todos los paises del sur de Europa y potencialmente mortal.

2- ¿Cómo se contagia la leishmaniosis?

leishmania 11La leishmania se transmite por la picadura de un mosquito conocido como flebotomo. Cuando un flebotomo hembra infectado con el parásito pica a un perro, le transmite la leishmania. Donde más cantidad de flebotomos haya (zonas endémicas), más perros con leishmaniosis habrá. En España la cuenca del mediterráneo es la más afectada, pero debido a la deforestación, cambio climático, etc, estos mosquitos se han ido propagando y ya se ven casos incluso en la zona norte de nuestro país.

Es importante recalcar que un perro no puede contagiar a otro por contacto directo, jugando.., etc. Es necesaria la intervención del mosquito.

Otra vía de contagio mucho menos habitual son las transfusiones sanguíneas (los perros donantes deben ser siempre testados frente a leishmania para evitarlo) y recientemente también se ha confirmado la sospecha de transmisión transplacentaria (de la madre a sus cachorros en el útero materno) y venérea, aunque la incidencia de estos casos es prácticamente anecdótica.

3- ¿La leishmania puede afectar a las personas?

Sí. La leishmaniosis (leishmaniansis en humanos) es una zoonosis, es decir, una enfermedad común a perros y personas. En el ser humano la mayoría de las veces cursa de forma leve (leishmaniasis cutánea), aunque  personas inmunodeprimidas (por ejemplo afectados por el VIH) pueden presentar leishmaniasis visceral, de mayor gravedad.

El perro nunca podrá transmitir la enfermedad directamente al humano, siempre es necesaria la intervención del flebotomo. De hecho, no se ha observado un mayor índice de leishmaniasis en personas con perros respecto a las que no lo tienen.

4- ¿Qué ocurre cuando a mi perro le pica el mosquito infectado?

Cuando un flebotomo infectado inocula la leishmania a un perro pueden ocurrir dos cosas:

1- Que quede infectado pero no enferme.

2- Que quede infectado y empiece a mostrar signos clínicos.

El principal factor que determinará que un perro infectado enferme o no es la inmunidad celular del propio individuo. La raza, edad y genética del animal influyen en este aspecto y tenemos razas con mayor predisposición a enfermar por leishmania: Coker Spaniel, Pastor Alemán, Rottweiler y Bóxer.

Mientras que por ejemplo el Podenco Ibicenco es menos probable que llegue a mostrar signos clínicos. Tienen por genética una respuesta inmunológica más competente frente a la leishmania.

Eso sí, debéis tener en cuenta que un animal positivo a leishmania puede permanecer sano durante años, pero si en un momento dado sufre una inmunosupresión por ejemplo debido a otra enfermedad, la leishmania puede diseminarse y el perro puede pasar de asintomático a enfermo.

En conclusión, no todos los perros con leishmania están enfermos. Pueden permanecer sanos y sin síntomas años o incluso de por vida.

5- ¿Cuales son los principales síntomas de la leishmaniosis?

Uno de los principales problemas de la leishmaniosis canina es que presenta una gran variabilidad clínica. Desde una pequeña herida en la piel o un nódulo hasta una insuficiencia renal pueden presentarse como único signo de la enfermedad. A continuación os enumeramos los sígnos más frecuentes:

  • leishmania 3Signos cutáneos: Dermatitis, descamación, nódulos, alopecias, trufa o almohadillas agrietadas, aumento exagerado de las uñas…
  • Signos gastrointestinales: Diarreas, vómitos…
  • Ganglios linfáticos aumentados de tamaño.
  • Anemia.
  • Decaimiento.
  • Fiebre.
  • Adelgazamiento.
  • Problemas oculares (conjuntivitis, uveítis…)Agapi paws pre nail trim crop 1.7
  • Sangrado por la nariz.
  • Dolor en las articulaciones, cojeras.

Además puede haber complicaciones como la insuficiencia renal o tromboembolismos.

En función de los síntomas que presente el paciente y las pruebas laboratoriales, la leishamniosis se clasifica en estadíos de I a IV de menor a mayor gravedad.

6- ¿Es importante que le haga una prueba de leishmania todos los años a mi perro?

Si vives en una zona endémica o si vas allí de vacaciones con tu perro en época de mayor actividad del mosquito es muy importante realizar un test de leishmania anual a tu perro, para lo cual tan solo es necesario tomar una pequeña muestra de sangre. Esto es muy importante para el diagnóstico precoz de la enfermedad. El test se puede realizar en cualquier momento, pero por rutina es preferible realizarlo unos meses después de que concluya la época de actividad de los flebotomos. La razón es que desde que el flebotomo inocula el parásito hasta que detectamos anticuerpos en sangre pasan una media de 5 meses. Por ejemplo en Europa consideramos que el mosquito tiene actividad de mayo a octubre, por lo tanto, el mes de febrero puede ser un buen momento para realizar el test.

leishmania 5Si tu perro tiene algún síntoma o lesión compatible con leishmania tendrás que hacerle la prueba al momento, independientemente de la época que sea.

Desgraciadamente dado que los signos clínicos son muy pleomórficos y similares a los de otras enfermedades y que no existe ningun test 100% fiable, puede ocurrir que sospechemos que un perro tiene leishmania pero el test nos de negativo. En ese caso, los veterinarios recurrimos a otras pruebas (PCR, citología de ganglios o médula ósea, etc) para confirmar la sospecha.

7- Mi perro es positivo a leishmania, ¿y ahora qué?

El test que se hace por rutina sólo nos dice si el perro es positivo o negativo pero no nos dice “cómo de positivo” es. Por eso siempre habrá que cuantificarlo mediante un título de anticuerpos (u otra prueba cuantitativa), es decir, saber si es positivo alto, medio o bajo para poder saber a qué estadío de la enfermedad nos enfrentamos y para poder monitorizar al paciente y valorar su evolución en un futuro.

Imaginad que hago el test de leishmania a mi perro y me da positivo o que vemos las leishmanias en una citología de un ganglio linfático. Sabemos que tiene leishmania pero para saber cómo de extendida está hacemos un título de anticuerpos. Si por ejemplo obtengo un resultado de 1/360 (así, a modo de fracción, es como se expresan los títulos de anticuerpos) y en el próximo control tengo un título de 1/80 significará que ha mejorado. Si por el contario obtengo un título de 1/640 significará que la leishmania está avanzando.

Además del título de anticuerpos se debe realizar una analítica general, un analisis de orina, y un proteinograma para obtener mayor información del estado general del perro y poder controlar mejor la evolución.

8- ¿Todos los perros positivos a leishmania necesitan tratamiento?

leishmania-7-bjaNo. Es importante que quede claro que un animal seropositivo no es un animal enfermo de leishmaniosis. El veterinario decidirá si hay que instaurar un tratamiento en función del título del anticuerpos y de si el perro presenta o no signos clínicos. Es obvio que si el títitulo es alto, vamos a medicar al perro incluso si no tiene síntomas ya que un tratamiento precoz evita complicaciones graves en un futuro. Pero en caso de tener un títiulo de anticuerpos bajo o medio y siempre que el animal no muestre síntomas, puede que tu veterinario considere mejor no tratar, eso sí, en este caso es muy importante realizar controles periódicos, un mes después y luego cada 3 ó 6 meses para controlar que el título no empeore y que no haya síntomas.

9- ¿Cuál es el tratamiento de la leishmaniosis?

Debéis saber que el tratamiento no cura al animal, lo que buscamos es que el animal permanezca clínicamente sano y que el título de anticuerpos sea lo más bajo posible.

En el tratamiento para combatir la leishmania se usa por un lado un fármaco parasiticida (que mate los parásitos), existen dos opciones (no se pueden usar las dos a la vez):

  • Antimoniales (Glucantime): tratamiento inyectable. Se inyecta a diario durante 4 semanas.
  • Miltefosina (Milteforan): En jarabe vía oral a diario durante 4 semanas.

leishmania 6leishmania-12B

 

 

 

 

 

 

Y por otro lado un fármaco con acción parasitostática, el Alopurinol (zyloric),  comprimidos vía oral que se combinan bien con el glucantime o bien con la miltefosina pero en vez de 4 semanas se mantiene durante meses, entre 6 y 12 según el caso y  dependiendo de si el paciente muestra o no efectos secundarios (cálculos en la orina es el más frecuente). De ese modo intentamos mantener la carga parasitaria a niveles bajos para evitar recaídas.

Los estudios realizados otorgan una eficacia similar a ambos protocolos (glucantime+alopurinol o milteforan+alopurinol), cada veterinario puede tener preferencia por el uso de uno u otro en función de su experiencia. También influirán otros factores como la disposición del propietario a inyectar, coste económico (que dependerá del peso del  perro), efectos secundarios…

Tened en cuenta que estos medicamentos combaten la leishmania, pero también hay que tratar los signos clínicos o lesiones asociadas a la enfermedad. Por ejemplo si el paciente tiene una dermatitis secundaria a la leishmania además de poner este tratamiento habrá que añadir un antibiótico para el problema de piel, o si tiene una enfermedad renal asociada hay que tratarla, etc..,

Es muy importante realizar un buen seguimiento del caso. Generalmente si no hay otras complicaciones realizamos un primer control al mes de comenzar el tratamiento, luego a los 3 meses, y al año.Si todo va bien lo ideal es realizar análisis cada 6 meses de por vida

10- ¿Cómo prevenir la leishmaniosis?

Disponemos de 3 tipos de productos en el mercado:

1- Repelentes de mosquitos: Son muchos los estudios que demuestran que el uso de insecticidas de tipo piretroide ( especialmente deltametrina y permetrina) reduce la incidencia de la enfermedad. Siempre debéis aseguraros de que el producto que utilizáis repela el flebotomo ya que no todos los collares ni pipetas sirven. Si usamos un collar (scalibor) lo ideal es poner uno nuevo un poco antes de que empiece la temporada de flebotomos porque la protección  inicia una semana después de colocarlo y dura unos 5 meses. Se estima que estos collares ofrecen una protección de un 80%.

leishmania 10Otra opción para repeler los mosquitos son las pipetas (ej: Advantix). Se pueden combinar con el collar y generalmente protegen también frente a pulgas, garrapatas, etc. Si usáis este método, la acción protectora comienza 48 horas después de su aplicación pero dura 3 semanas (aunque en el prospecto os diga que 4 semanas, la cuarta desciende mucho el grado de protección así que deberías renovarla cada 3 semanas). Un estudio estimó que si se usan de forma regular (cada 3-4 semanas) confieren una protección del 90%.

Puedes usar collar y pipetas simultáneamente. Los efectos secundarios más frecuentes de los repelentes son las dermatitis alergicas, especialmente si usas el collar por primera vez vigila que no haya enrojecimiento o picor en la zona del cuello.

A veces los propietarios de perros con leishmania nos preguntan si es necesario que sigan usando el repelente de mosquitos si ya están contagiados de leishmania. La respuesta es que sí, ya que por un lado estarás evitando la diseminación de la enfermedad (si un flebotomo sin leishmania pica a tu perro va a contraer el parásito y lo va a inocular a perros, humanos, etc) y además igualmente necesitas un antiparasitario externo frente a otros parásitos como pulgas y garrapatas.

leishmania 92- Leisguard: Es un jarabe de domperidona que potencia la respuesta inmunitaria del animal. Es decir, no evita que te pique el mosquito ni que te contagie la leishmania sino que lo que conseguimos es que la defensa del animal frente al parásito sea mejor, disminuyendo asi la probabilidad de que el perro llegue a enfermar. Se puede usar tanto en animales sin leishmania como en aquellos que ya la tienen. El jarabe se da una vez al día durante un mes y se repite cada 4 meses. (Por ejemplo, todos los días de junio, Octubre y febrero). Igualmente tendrás que usar un repelente de flebotomos (collar o piepetas) durante la época e riesgo y realizar el test de leishmania una vez al año. Los efectos secundarios más frecuentes son signos gastrointestinales (heces más blandas) o secreción de leche en las mamas de forma puntual.

leishmania 83- Vacuna de leishmania (Canileish): Se puede poner a partir de los 6 meses de edad. Es necesario hacer un test de leishmania previo y si es negativo puedes empezar la pauta vacunal. Son 3 dosis separadas por 3 semanas y después revacunar una vez al año. La vacuna, al igual que con el jarabe “Leisguard”, no evita que  el mosquito infectado con la leishmania pique a tu perro sino que reduce el riesgo de que el perro llegue a desarrollar la enfermedad una vez infectado. Si es la primera vez que la pones siempre advertimos que esta vacuna provoca más reacciones que las que usamos de forma rutinaria (moquillo, rabia, parvovirus…). Lo más frecuente es observar inflamación y dolor en la zona de inoculación, apatía o síntomas gastrintestinales. Una vez vacunados de leishmania no se hacen los test anuales de detección de la enfermedad porque podemos obtener falsos positivos.

Qué método utilizar depende del propietario (coste de los productos, facilidad para administrar cada uno..), del paciente (algunos son alérgicos a las permetrinas y no pueden usar collares, otros no se toman los jarabes, otros pueden tener una respuesta hiperpotente a la vacuna y no conviene ponérsela…) ,de si existe mucha leishmania en la zona donde resides, del veterinario, que según su experiencia tenga más confianza en un método u otro, etc.

Y recuerda, aunque decidas vacunar o dar el jarabe “Leisguard”, es básico que uses el collar o las pipetas que le protejan contra flebotomos. Manténlos al día especialmente entre mayo y octubre.

Consulta a tu veterinario la incidencia de leishmaniosis canina en tu localidad y los métodos preventivos que te aconseja.

Puedes dejar tu comentario o experiencia con la leishmaniosis canina a continuación.

También te puede interesar:

1 comentario

Deja una respuesta

Compartir.