Si tu perro cumple 5 de las siguientes afirmaciones es muy posible que sufra atopia canina

1

Las alergias constituyen uno de los motivos de consulta más frecuentes en clínica veterinaria, no en vano se calcula que el 10% de la población canina sufre atopia, es decir una hipersensibilidad o alergia a componentes del ambiente (pólenes, ácaros del polvo, hongos…) y al igual que en humanos, la incidencia cada vez es mayor. Para llegar a diagnosticarla es preciso descartar otras enfermedades cutáneas que cursan con síntomas similares pero a continuación os dejamos una lista de pistas que pueden ayudarte si tienes un perro con picor. Se trata de los Criterios de Favrot en honor a Claude Favrot, dermatólogo veterinario que realizó el estudio y según el cual se estima que si un perro cumple 5 de las siguientes afirmaciones tiene un 80% de posibilidades de sufrir atopia canina:

1- ¿Los síntomas comenzaron antes de cumplir los 3 años de edad?.

Los primeros signos de picor empiezan a edades tempranas, incluso antes de los 6 meses de edad. Es posible que al principio pasen desapercibidos y el picor sea leve, pero recuerda que si un perro está sano no tiene porqué rascarse. Además ten en cuenta que no siempre lo hacen con las patas, el lamido, mordisqueo insistente o frotarse contra objetos también son signos de picor.

2- ¿Tu perro vive habitualmente en el interior del hogar?.

3- ¿Tu perro con picor mejora tras la administración de glucocorticoides?.

Como en todas las alergias, el grado de picor disminuye drásticamente cuando a un perro atópico se le administran glucocorticoides, que es la medicación que solemos usar para controlar cuadros agudos. Lamentablemente su uso de forma continuada o sin control médico puede derivar en importantes efectos secundarios y con el tiempo el perro responde peor a su administración. Por eso no es posible usar este tipo de fármaco a largo plazo, tan sólo de forma puntual.

4- ¿Cuando comenzó el problema apareció primero el picor y más tarde las lesiones?.

Cuando recibimos al animal en consulta muchas veces el cuadro clínico ya lleva tiempo y lo que inicialmente era sólo picor ya ha pasado a ser picor y lesiones (costras, alopecias, heridas…) secundarias al rascado, infecciones, etc. Trata de recordar si antes de aparecer las lesiones tu perro ya se rascaba.

5- ¿Se lame, mordisquea o tiene lesiones en las patas delanteras?.

Lamer o mordisquearse las patas no es una “manía” del perro. Aunque puede ser provocado por diversos motivos, es uno de los signos más frecuentes de dermatitis atópica. Según la severidad del cuadro podemos observar la piel de los espacios interdigitales enrojecida, el pelo puede estar decolorado (adquiere un tono marrón) o incluso nódulos, costras, fístulas…

perro con picor 2atopia-canina-3

6-¿Tiene el pabellón auricular afectado?

Lo habitual es ver la cara interna del pabellón auricular enrojecida, la piel incluso puede estar engrosada y pigmentada si el problema lleva tiempo. También puede afectar al conducto auditivo externo y provocar una otitis que en algunos casos es recidivante. Puede mejorar con la medicación pero cuando  la suprimes vuelve a empezar a sacudirse la cabeza. Detrás de un problema de otitis crónica puede haber una atopia.atopia-canina

7- ¿Borde de la oreja sin lesiones?.

Cuando las lesiones de los oídos afectan a los bordes del pabellón auricular (como veis en las fotos), se reducen (que no eliminan) las probabilidades de dermatitis atópica y resulta muy importante descartar otros procesos como la sarna sarcóptica.

Dog scabies. Notice the crusting dermatitis along the ear margin and the excoriation (at the base of the ear) from self trauma.atopia canina 6

8- ¿Zona dorsolumbar sin lesiones?.

Si tu perro dapp-2presenta el tipo de lesión que ves en la foto, donde la zona dorsolumbar (por encima de la cola hasta mitad del tronco) tiene alopecias, costras, etc, es importante descartar que sufra una dermatitis alérgica a la picadura de la pulga, cuyas lesiones se centran en ese área, y las posibilidades de que sea una atopia se reducen aunque no por ello podemos descartarla.

Recuerda, si tienes un perro con picor o problemas de piel y has respondido afirmativamente a 5 de estas 8 preguntas, tiene una alta probabilidad de ser atópico.

Es posible que tu perro ya haya comenzado a presentar algunos de estos signos pero que de momento no sean muy intensos. En ese caso puedes actuar no con medicamentos pero sí cuidando especialmente su higiene, alimentación, control de parásitos externos. etc, para evitar en la medida de lo posible que el picor se intensifique. Consulta a tu veterinario para que pueda controlar la evolución desde un principio.

Recuerda que estos criterios tan solo nos dan pistas, el diagnóstico final de la atopia exige descartar previamente otras enfermedades cutáneas con síntomas similares mediante pruebas cutáneas (raspados, citologías, tricograma…) y una completa historia clínica.

Artículos que también te puede interesar:

1 comentario

  1. Pingback: Atopia canina, la alergia más común en perros

Deja una respuesta

Compartir.