¿Utilizas un método seguro cuando viajas con tu perro en coche?

1

En este post no sólo buscamos aportar información acerca de los diferentes métodos de sujeción para viajar con tu perro en coche. Pretendemos que todos aquellos que amáis a vuestros animales como a uno más de vuetra familia os INDIGNÉIS respecto a la falta de control, seguridad y publicidad engañosa de estos productos. No seréis pocos los que habréis optado por un sistema de sujeción que a priori os han vendido como “seguro” y no sois conscientes del peligro que estáis corriendo tanto el perro o gato como el resto de la familia cada vez que os subís al coche juntos. Incluso en trayectos interurbanos a baja velocidad.

Antes de nada os explicamos que los fabricantes no están cometiendo ninguna ilegalidad porque simplmente no existe ley ni regulaciuón al respecto. Tú eres libre de llevar a tu animal en el coche como quieras siempre que no suponga un peligro o distracción para la conducción. Este párrafo es el que contempla el artículo 18 del reglamento General de circulación:

El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos

La ley no considera a los animales como seres vivos sino como carga o equipaje. De manera que no vela por su seguridad. Si la autoridad te para y decide multarte porque considera que no estabas cumpliendo el párrafo anterior, la multa máxima ascendería a 100 euros sin retirada de puntos.

¿Cómo saber si el sistema que has comprado, o quieres comprar, es seguro si no pasa ningún test de impacto y la ley no exige control alguno? Ni siquiera los más caros son siempre los más seguros. Es cierto que la DGT (Dirección Generla de Tráfico) da ciertos consejos a la hora de ir con perro en coche pero sobretodo dirigido a la seguridad del viajero y sin especificar que no todas las marcas tienen el mismo resultado. Al igual que ocurre con las sillas de niño, no tiene nada que ver la seguridad que ofrecen unas marcas respecto a otras. Sólo el Center for Pet Safety,  un organismo norteamericano independiente se ha encargado de realizar test de impacto con dummies de animales y de poner a prueba las distintas marcas del mercado. Sorprendentemente casi todas suspenden.

Vamos a hacer un repaso por los métodos más utilizados para viajar con perro en coche e iremos valorando riesgos:

1- Viajar con el animal suelto (o en brazos)

Es el peor método para llevar a tu perro en coche. Por un lado puede interferir en la conducción al distraernos y por otro, incluso aunque tu perro sea de los que van muy tranquilos en el asiento trasero o en la bandeja del coche, en caso de frenazo saldrá disparado como un proyectil contra el reposacabezas delantero suponiendo un peligro enorme para su integridad y la del resto de pasajeros. Si vas a 50km/h un perro de 20kg alcanza una velocidad de impacto de media tonelada. Un auténtico misil dentro de tu vehículo.

2- Arnés de seguridad para viajar con perro en coche

Es uno de los métodos más utilizados. Es cómodo y el perro suele ir a gusto pero cuidado porque no todos son iguales ni ofrecen la misma protección. Primero explicar que existen dos tipos de arneses “de seguridad”:

    • perros en coche 5Arnés de un enganche: Es el modelo más vendido. Barato y cómodo. Consiste en un arnés unido a una correa con un mosquetón en un extremo y un anclaje al cinturón de seguridad en el otro (Ver imagen). Este producto que puedes encontrar a la venta en cualquier tienda de animales o clínica veterinaria está considerado y reconocido por la DGT como un sistema ineficaz y peligroso ya que en caso de frenazo (a solo 50km/h), se rompe y el perro sale despedido sufriendo lesiones graves o mortales y pudiendo impactar también contra otro pasajero como puedes ver en el siguiente vídeo.

  • perro en coche 2 Arnés de doble anclaje: Si llevas a tu perro en el asiento trasero del coche este es el método que deberías utilizar. Sobretodo en perros medianos y grandes. Este tipo de arnés que veis en la imagen queda sujeto mediante una lengüeta o similar al propio cinturón del coche y en caso de frenazo el cinturón se bloquea evitando que el perro salga despedido. Es importante que el sistema de unión al cinturón sea corto. Me gustaría decir que cualquier arnés de doble anclaje es igual de seguro pero lo cierto es que aún siendo un método mucho más fiable que el de un enganche, la diferencia entre marcas es notable. De hecho de entre casi la treintena de marcas que se evaluaron en el Pet Safety Center sólo una consiguió aprobar. La pega es el precio que respecto a los cinturones que encontramos en las tiendas habitualmente es muy elevado. Pero por si eres de los que hace un estudio de mercado antes de comprar nada y buscas la máxima seguridad, o vas mucho en coche con tu perro, quizás te interese.  Se llama Sleepypod clickit Sport y este es el vídeo donde se muestra que el perro queda muy bien sujeto. Os dejo el enlace de ebay por si os interesa.

Si no quieres o no puedes gastar tanto dinero, os dejo un enlace a un ejemplo de arnés de doble anclaje más económico. No es tan eficaz como el anterior pero siempre será mejor que uno de un anclaje.

3- Trasportín

Si tu perro es de raza pequeña o vas a viajar con tu gato lo ideal es llevarle en un trasportín colocado en el suelo del automóvil.


A veces la pega es que algunos perros y gatos, especialmente los que no están acostumbrados a ir en coche desde pequeños, se ponen muy nerviosos y se estresan demasiado en el trasportín. En ese caso puedes tratar de acostumbrarle o bien optar por la opción del arnés de seguridad de doble anclaje.

Nunca pongas el transportín en el asiento trasero del coche sujeto con el cinturón de seguridad ya que en las pruebas realizadas el transportín siempre se rompe y el animal sale despedido (mirar primer vídeo).

Existe una excepción, hay dos marcas de trasportines con unos enganches específicos para el cinturón de seguridad que han pasado con éxito los test de colisión del Pet Safety center. Son el sleepypod mobile pet bed y el Pet Ego Jet Set Forma Frame con isofix (el que es sin isofix no aprueba el test de colisión). Puedes ver los vídeos de las pruebas de ambos en este enlace.

Eso sí, no son fáciles de encontrar y tienen un precio no apto para todos los bolsillos. Así que quizás os sea más práctico optar por un transportín normal y colocarlo en el suelo.

perros en coche 7Si el perro es de mayor tamaño y por tanto el transportín no cabe en el suelo la DGT y el RACE recomiendan colocarlo en posición transversal al sentido de la marcha. Elige uno robusto y resistente. Si puedes añadir un rejilla divisoria añadirás un extra de seguridad.

5- Rejilla divisoria

Si pones la rejilla con el animal suelto en el maletero,aunque sea seguro para los pasajeros del coche, en caso de un frenazo, dependiendo de su posición en ese momento puede sufrir lesiones graves. El RACE recomienda instalar aquellas rejillas que van montadas desde el techo del vehículo hasta el suelo y que cumplen las normas DIN 75410-2. Lo ideal es combinar rejilla y transportín.

En conclusión la manera más segura de viajar en el coche con tu mascota es

      • Para perros de pequeño tamaño o gatos, en transportín colocado en el suelo del vehículo.

      • Para perros de tamaño mediano o grande, arnés de seguridad de doble anclaje o transportín en el maletero. Si le añades una rejilla divisoria añadirás un extra de seguridad.

Mientras la ley no empiece a considerar a los perros y gatos como seres vivos en vez de equipaje o maletas inertes sois vosotros los que tenéis la responsabilidad de elegir el método más seguro posible para ellos y por ende para el resto de ocupantes del automóvil. Esperamos que esta información os haya sido útil.

Además recordad que si vais a realizar un viaje en coche con perro o gato:

  • Evita darle de comer antes del viaje para reducir la probabilidad de vomitar.
  • Estad atentos cuando abráis el maletero si el perro no va sujeto.
  • Si el viaje es largo intenta parar cada 2 horas para ofrecerle agua y dar un pequeño paseo.
  • NUNCA dejes al animal dentro del coche al sol o con altas temperaturas. Ni siquiera dejando las ventanas parcialmente abiertas.

También te puede interesar:

Compartir.