¡S.O.S ya están aqui las procesionarias! Qué hacer si tu perro se acerca a ellas

2

Cada año entre febrero y abril recibimos en las clínicas veterinarias muchísimos casos de perros afectados por la oruga de los pinos, más comunmente conocida como procesionaria. No es necesario ir al campo o al bosque para toparse con ellas ya que son muchos lo árboles afectados en jardines o parques urbanos e incluso en propiedades particulares.

Antes de nada, vamos a conocer un poco más a estas orugas para que sepáis reconocerlas y entender mejor cómo actúan.

procesionaria 6procesionaria

Esta mariposa que veis en la foto es el estado adulto de la oruga procesionaria. Su nombre científico es Thaumetopoea Pityocampa y es la encargada de poner los huevos en las agujas de los pinos. Cuando eclosionan los huevos, cientos de orugas formas los nidos con aspecto de algodón que vemos en la copa de lo pinos (generalmente en las ramas más altas, donde más sol reciben). Durante el invierno se van alimentando de las hojas del arbol y por las noches vuelven al nido o bolsón. Cuando empiezan a subir de nuevo las temperauras (entre febrero y abril), es cuando las orugas bajan al suelo con el objetivo de enterrarse y formar las crisálidas que darán lugar a las mariposas. Es en el momento de tocar tierra cuando forman estas hileras que resultan tan llamativas a nuestros perros y por las que reciben el nombre de procesionarias.

Cada oruga procesionaria tiene unos 500.000 tricomas o pelos que contienen una toxina (thaumatopina). Cuando esta toxina entra en contacto con el animal provoca una liberación masiva de histamina provocando una reacción inflamatoria muy intensa en el área afectada.

Atención porque ni siquiera es necesario que el perro llegue a lamer la procesionaria. Sólo con olfatearla, si la oruga se siente amenzada es capaz de liberar estos pelos a modo de proyectiles envenenados. También los perros que juegan a destrozar los nidos con aspecto de algodón cuando caen al suelo pueden verse afectados, puesto que estos quedan repletos de pelos. Otra vía menos frecuente pero que suele producir alteraciones oculares son los pelos que son transportados por el viento.

Signos que podemos observar cuando nuestro perro tiene contacto con la procesionaria:

  • Inquietud, nerviosismo.
  • Salivación.Drooling Dog
  • Intenta rascarse la boca con las patas o restregarse contra el suelo.
  • Inflamación de la lengua (glositis) que puede empezar a tener una coloración  amoratada.
  • Incapacidad para cerrar la boca.
  • Inflamación de la cara (reacción alergica).
  • Pueden tener vómitos si ingieren la oruga.
  • Rinitis.
  • Alteraciones oculares (inflamación de los párpados, úlceras corneales).

procesioinaria 8Si no actuamos rápido o si el contacto ha sido masivo, el cuadro avanza y las lesiones inflamatorias derivan en necrosis, de manera que pueden perder trozos de lengua. Otra complicacion es el edema de glotis que puede provocar la muerte del animal.

No siempre vemos cómo el perro ha lamido o ingerido la procesionaria pero si paseas por una zona con árboles parasitados (que cada vez abundan más), es época de orugas y presenta alguno de los signos anterioirmente descritos, debes actuar con rapidez. Si puedes, lava (sin restregar) la lengua o el área afectada con agua caliente (que no queme), ya que la toxina se inactiva en contacto con el calor  y acude lo antes posible al veterinario para que instaure un tratamiento con corticoides de acción rápida vía intravenosa o intramuscular. Son los que evitarán que el cuadro siga avanzando. Luego en función de la severidad es posible que haya que añadir otros medicamentos como por ejemplo un antibiótico para evitar infecciones orales si hay necrosis, sondas de alimentación si el animal tiene la lengua muy afectada, analgesia, etc.

Así que ya sabéis, si es posible, evitad pasear cerca de pinos entre febrero y abril. Si no os queda más remedio, estad muy atentos e incluso si estáis en una zona alejada de asistencia veterinaria, no está de más llevar un pequeño termo con agua caliente o templada para actuar en caso de contacto hasta poder llegar a la clínica.procesionaria_del_pino_en_procesión

Un llamamiento especial también a los que tengáis cachorros, ya que van a salir a la calle con ganas de explorarlo todo y estas hileras de procesionarias o los nidos desechos en el suelo captan muchísimo su atención.

2 comentarios

  1. Luis Alfonso en

    A nuestro peque le pasó el año pasado, yo no lo ví comerse la oruga pero se puso a babear como loco y no me dejaba abrirle la boca, le dolia un montón. Tuvimos que ir varios días al vete y suerte que al final ha quedado bien, le falta un trocito de lengua pero come y bebe bien. Ya no me acerco a los pinos ni loco

Deja una respuesta

Compartir.